AMIGOS INTIMOS, VIÑA DEL MAR , CHILE



AMIGOS INTIMOS O AMANTES


AYER - Si, lo recuerdo.
Acostumbrábamos a andar juntos,
Caminábamos por la playa,
tomados de la mano, me susurrabas secretos que no puedo revelar.
Estar juntos era grato, clamábamos al mundo que nada nos separaría.
Y era nuestro noble destino cumplir nuestras promesas.

Eras un encanto.
Paseábamos por calles nocturnas,
Yo era tu príncipe azul y protector.
Todo funcionaba a las mil maravillas,
compartíamos nuestras ilusiones y expectativas.

HOY - Esta fotografía, una postal olvidada,
una obra de arte - fuera de contexto.
Nos presentó sentimientos y emociones
irreales.

Solo es una subestimación de tristeza extraída del catálogo de la vida:
tú allá y yo aquí, ni siquiera cerca,
ni siquiera la postal de "amigos intímos que  alguna vez fuimos".

Reemplazamos el vivir con una actuación
- nos cansamos de todo -
y finalmente, se desvaneció el amor.
Y desde la metafísica de mis pensamientos,
no hubo argumentos válidos excepto inercia.

Es entonces cuando nuestra conciencia se ilumina.
El hombre alcanza la era de la lucidez,
sin mayores pretensiones de la vida
sino más bien ensimismamiento propio.

Y aunque la reflexión todavía es una forma de actuación,
el deseo carnal ya no existe y
dejamos que la privación del juicio nos envuelva
(Y un hombre se rehúsa a continuar pero esta vez, lo hace en absoluta soledad).

FUTURO - Muchos señalan que es..."inexistente".
...Por que el hombre es solo otro elemento indeciso de absoluta imperfección.

[Alfonso A. Tobar]


Alfonso A. Tobar